Hombre pasa la mano por metal fundido y sale ileso

hombre juega con metal caliente

A estas alturas de la vida, todos sabemos que una de las cosas más estúpidas que podemos hacer es acercar la mano desnuda al metal incandescente, pues terminaríamos con quemaduras severas. Sin embargo, ¿cómo explicar que el hombre del siguiente video logra dar tres palmadas a un flujo de metal líquido incandescente sin perder la mano en el proceso? ¿Es un vil montaje, tiene superpoderes o simplemente es ruso?



El video fue publicado originalmente en el sitio Live Leak y se volvió viral una vez que llegó a los foros de Reddit, uno de los mayores sitios donde se comparte y discute el contenido que circula por Internet. Si después de observar a este sujeto pasando la mano por el flujo de metal fundido crees que se trata de un engaño, debes saber que existe una explicación lógica para que haya salido (según se puede observar) ileso de la broma.

 

La explicación de la física.

Un fenómeno conocido como efecto de Leidenfrost es el principal sospechoso de que este sujeto no se haya carbonizado la mano. Aunque el nombre pueda sugerir que se trata de algo muy complejo, seguramente lo has atestiguado con anterioridad. ¿Has visto esas gotas de agua que caen sobre una sartén caliente y empiezan a deslizarse antes de entrar en ebullición y evaporarse? Es precisamente lo que se conoce como efecto de Leidenfrost.

En resumen, este fenómeno acontece cuando un líquido entra en contacto con una sustancia significativamente más caliente al punto de ebullición y forma una capa aislante de vapor que evita que la totalidad del líquido termine evaporándose de inmediato. Cuando hablamos de la sartén, las gotas no se deslizan sobre la superficie de la misma sino sobre una finísima capa de vapor de agua. Así:

efecto de Leidenfrost

Aparentemente, lo que sucede con el sujeto del video es que la humedad natural de la piel se evapora de inmediato, generando una capa de vapor que hace las veces de escudo y evita que el material incandescente toque directamente el tejido. Como puedes ver, el hombre mueve la mano muy deprisa y esto forma parte del truco, pues la piel posee una cantidad muy limitada de humedad y si tardara en retirar la mano… tsss.

Curiosamente, el protagonista logra pasar la mano tres veces bajo el metal fundido sin quemarse, cuando se esperaría que sólo pudiera hacerlo una vez – y después mojarse la mano para asegurar que se forme la capa protectora de vapor. Una explicación es que pasa la mano tan rápido que no da oportunidad a que la humedad se evapore por completo, o que sus manos son más húmedas de lo normal. Independientemente de los motivos, no se aconseja hacerlo en casa.

El artículo Hombre pasa la mano por metal fundido y sale ileso fue publicado en Marcianos.

Autor entrada: R2 D2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *